Jill Bolte Taylor – El derrame de iluminación

La Dra. Jill Bolte Taylor es una neuroanatomista estadounidense que a finales de 1996 sufrió un derrame cerebral del cual tardó en recuperarse 8 años.

¿Qué es la ley del espejo?

¿Qué es la ley del espejo?

En primer lugar, la ley del espejo afirma lo visto en otras personas como un reflejo real de lo que tienes dentro de ti mismo; es decir si ves cosas en alguien, los que estás observando es un reflejo de lo albergado en ti.

Lo anterior yace como una  manera de enseñanza.

Su fin es el de solucionar problemas, sean graves o simples, con grupos de personas allegadas y pertenecientes a nuestro círculo social. Pueden ser conocidos, compañeros, familiares o amigos, entre otros. No obstante, esta ley es algo que debe realizarse desde uno mismo.

Qué es la ley del espejo

El principio de la ley del espejo sugiere el corazón como el origen de todas las cosas. Allí se albergan las razones por las cuales reaccionamos de cierta manera ante las opiniones o acciones de los demás hacia nosotros.

Un argumento bastante fuerte se presenta con un ejemplo sencillo:

Debemos fijarnos en cómo reaccionan quienes nos rodean con respecto a los comentarios o acciones recibidas. Surgen un montón de sentimientos diferentes en cada persona. Lo anterior sugiere que la reacción es relativa a lo que yace en el corazón de cada uno.

 Por ello, a través de esta ley, se pueden comprender ese tipo de cosas y, a la vez, comenzar por cambiar lo negativo. Debemos ir paso a paso hasta reaccionar ante las situaciones de manera más tranquila y libre de pensamientos nocivos para la mente.

Analizar el comportamiento de los demás

Teniendo en cuenta de qué trata la famosa ley del espejo, se debe entrar poco a poco en la práctica. Las personas que encontramos en nuestro entorno conforman una parte esencial de nuestra vida y de lo que somos como seres humano. De ellas suelen molestarnos una infinidad de cosas, lo cual es totalmente normal. Maneras de actuar, reacciones, mentiras, control externo de familiares hacia nuestra vida… Todo ese tipo de cosas son inesperadas, molestas e incluso tortuosas. Debemos analizarlas en ese orden de ideas, sin entrar a reaccionar de ninguna forma.

Analizar el comportamiento propio

Las cosas positivas o negativas de la vida no se albergan únicamente en las demás personas. Nosotros mismos también tenemos una serie de características supremamente relevantes, que pueden agradar o molestar quienes nos rodean.Para analizarse a uno mismo se debe dejar salir, a flor de piel, el exceso de honestidad, sensatez y sinceridad. Y es que la autocrítica es una de las prácticas más recomendadas, siempre y cuando sea bien utilizada.

Como seres humanos, el error no es ajeno a nuestro patrón de comportamiento. No obstante, no debe ser una excusa para justificarlo todo. Por ello debemos estudiar cómo tratamos a quienes nos rodean y localizar los errores en nuestro propio comportamiento.

Poner en práctica la ley del espejo

Basta de tanta teoría. Lo ideal frente a esta ley es ponerla en marcha lo antes posible. Con base en lo mencionado anteriormente, ya sabemos analizar a los demás y a nosotros mismos o, por lo menos, ya lo pusimos en práctica.

Ahora vamos a trascender en el camino para sacarle provecho a la ley del espejo:

  • Para ello basta con elegir una sola persona. Esta debe sernos de muy poco agrado, así el ejercicio será mucho más relevante.
  • Teniendo al sujeto en mente (alguien con el cual no sentimos empatía y creemos que nos ha hecho mucho daño), elaboramos una lista con todas las cosas positiva por las cuales le debemos agradecer.
  • Para realizarla se debe tomar el tiempo suficiente. Paciencia y cero ansiedad son los ingredientes para dejarla como se debe.
  • Al terminar la leeremos en voz alta, como si estuviésemos diciéndole todo a esa persona.

Contactar con el sujeto

Yendo más allá, la ley del espejo sugiere reparar los lazos con quienes nos rodean. De tal forma, nuestro corazón irá dejando de lado los pensamientos destructivos y la empatía florecerá paulatinamente. Una vez en frente de esa persona le mencionaremos la lista de cosas positivas y, si es necesario, pediremos perdón.

Fuente: Mejor con salud.

El buen amor en la pareja

La pareja no te puede hacer feliz ni te puede hacer infeliz, es así como empieza el libro del Buen amor en la pareja. Nadie te puede hacer infeliz a pesar de que en la pareja eres candidato a vivir el dolor, y la pérdida, todo depende de la actitud con que afrontes las situaciones. Puedes vivir el dolor y el desamor, pero no ser víctima de ello. Siempre está en tus manos cómo vas a vivir las cosas, qué sentido les vas a dar y qué vas a aprender de todo eso. Recuerda que el sufrimiento es opcional, como escribí en mi entrada de las últimas semanas.

Tampoco ni la pareja ni nadie te va a hacer feliz, porque la felicidad es un estado interior, que al final solo depende de uno mismo,y de la que nos hemos de responsabilizar cada uno de nosotros. En la pareja puedes experimentar grandes momentos de felicidad, pero no te puede dar la felicidad, es un ingrediente pero no es toda la receta, porque es un estado interno que creamos nosotros, aprendiendo a aceptar lo bueno y lo doloroso de la relación.

¿Para qué sirve entonces la pareja?

Sirve para estar en contacto, para sentir que pertenecemos a algo, para vivir acompañados. Para un mamífero no hay mayor necesidad que la formar parte de un colectivo y estar en contacto con otras personas. Cuando somos niños sentimos una gran felicidad por pertenecer a nuestra familia de origen, pero cuando nos hacemos adultos sentimos que nos falta algo más. Necesitamos sentir la pertenencia con otras personas especialmente con nuestra pareja.

Al enfrentarnos a este mundo nuevo de la pareja como adultos, sentimos que formamos parte de algo que va a crear un nuevo núcleo familiar diferente a nuestra familia de origen. Tenemos todo el derecho del mundo a experimentar el sentimiento de pertenencia pero sin pretender, ni exigir, ni esperar que cumpla todas nuestras expectativas.No es real, pensar que nuestra pareja, va a curar todas nuestras heridas que traemos desde pequeños, ni que va a calmar todos nuestros miedos, ni que va llenar el vacío que sentimos. Todas estas expectativas son excesivas, y a menudo truncan la relación de pareja. Si llega algo de todo eso, bienvenido sea, pero no pretender que sea un requisito.

Las doce condiciones para el bienestar en la pareja

1. Sin ti no podría vivir/Sin ti también me iría bien: Somos dos adultos que nos sostenemos sobre nuestros propios pies, no dos niños buscando a sus padres. Sin ti también me iría bien, pero me alegra el corazón que sea contigo y que estemos juntos.

2. Te quiero por ti mismo/Te quiero por ti mismo… bueno a pesar de ti mismo: Es un regalo enorme amar las sombras del otro, su ego, sus dificultades y ser compasivos con ello, porque eso significa que somos capaces de reconocer al otro miembro de la relación en su realidad más sombreada. La pareja es un campo de crecimiento en el que se van limando las asperezas del ego gracias a que el amor compartido es capaz de soportarlas.

3. Hazme feliz/Siento el deseo espontáneo de que seas feliz: La pareja no está pensada para darnos la felicidad, aunque si sabemos conjugar todas sus dimensiones experimentamos algo que se acerca a la dicha. Sentimos que pertenecemos a algo, que hemos creado una intimidad, un vínculo, y que construimos caminos de vida.

4. Quiero una pareja/Mejor me preparo para ser pareja: El exceso de «yo» y de individualidad por encima del sentido del «nosotros» convierte la pareja en un campo increíble de libertad y al mismo tiempo nos expone a más y más soledad e incertidumbre. Las dos cosas al mismo tiempo. Si quieres tener pareja, trabaja en tu interior para encontrar tu propio tono y manera para ser compañero o compañera, y lo demás se te dará por añadidura.

5. Te lo doy todo/Mejor dame lo que me mantiene en el mismo rango que tú: La pareja es una relación de igualdad en la que hay que procurar que haya un intercambio de equilibro y justicia para preservar la paridad de rango. Dar mucho puede generar en el otro un sentimiento de deuda y empequeñecerlo. Mejor dar lo que el otro puede devolver de alguna manera, puesto que con el intercambio fértil crece la felicidad.

6. Dámelo todo/Dame lo que tienes y eres y yo puedo compensar para mantener en mí dignidad: Cuando alguien en una relación lo pide todo del otro, debemos sospechar dos cosas: la primera, que esa persona es un niño y, la segunda, que esa persona sin duda no va a tomar y apreciar lo que se le da, porque está anclada en un guión de insatisfacción que se nutre de demanda, la cual, aunque sea atendida, no satisface. Mejor el intercambio positivo y gratificante al negativo e hiriente.

7. Ojalá sea intenso y emocional/Ojalá sea fácil: Algunas relaciones discurren con fluidez y facilidad, no chirrían. Son el resultado del encuentro de dos naturalezas que armonizan sin grandes desencajes. Otras veces, todo es difícil, a pesar del amor. Cuando una relación es intensa y emocional, a menudo llega a ser desvitalizante. De hecho, las grandes turbulencias emocionales y los juegos psicológicos desgastantes y fatales tienen que ver con reminiscencias de heridas infantiles y viejos anhelos no colmados.

8. Lucho por el poder/Cooperamos: Demasiados siglos de lucha y sufrimiento entre hombres y mujeres nos convocan a una reconciliación:Es maravilloso cuando en la pareja ambos sienten adentro, de verdad, de corazón, que no hay mejor ni peor y que caminan juntos. No uno por arriba y otro por abajo, no uno por delante y otro por detrás. Cooperan. Son compañeros, amigos, hermanos, amantes y socios. Uno y uno son más que dos. En lo más profundo las mujeres se suelen sentir mejores que los hombres —según mis estadísticas—, pero las más inteligentes se encargan de que sus parejas no lo noten.

9. Yo pienso, tú sientes y ante lo difícil sálvese quien pueda/Reímos y lloramos juntos y juntos nos abrimos a la alegría y el dolor: Las parejas enfrentan en su proceso vital asuntos que en algún momento duelen: hijos que no vienen, abortos, muertes o enfermedades de seres queridos, vaivenes económicos y existenciales…. Son asuntos que ponen a prueba la capacidad de aguante de la pareja y que o bien la fortalecen o bien la derrumban y ponen en ella resentimientos y millas de distancia.

10. Que sea para siempre/Que dure lo que dure: Entrar en el amor de pareja significa también hacerse candidato al dolor de un posible final. Hoy en día se habla de monogamia secuencial, esto es, de que, estadísticamente, cabe esperar que tengamos entre tres y cuatro parejas a lo largo de nuestra vida, con el consiguiente estrés y tránsitos emocionales complejos que ello conlleva. Cuando no hay un contrato institucional de por medio, tenemos una oportunidad de crear a la pareja cada día, a nuestra manera, y de vivir lo que nos permite. Si llega el final, aprendemos el lenguaje del dolor, la ligereza y el desapego, para luego volver de nuevo al carril del amor y de la vida.

11. Primero los padres o los hijos y luego tú/ Primero nosotros, antes que nuestras familias de origen y que nuestros hijos en común: Conviene saber que el amor se desarrolla mejor en universos de relación ordenados: que los padres sean padres y que los hijos sean hijos, que la pareja que se ha creado (que puede incluir a hijos de anteriores relaciones) tenga prioridad frente a parejas anteriores o frente a las familias de origen. Que el pasado sea honrado y labre un buen presente y un buen futuro. Algunas personas dan más importancia a los hijos en común que a los anteriores, lo cual acaba creando malestar en todos. Al mismo tiempo, una pareja posterior debe saber que tiene más posibilidades de ocupar un buen lugar si asume que los hijos de su pareja estaban antes y respeta su prioridad.

12. Te conozco/Cada día te veo y te reconozco de nuevo: Algunas parejas no se relacionan con la persona que tienen al lado, sino con las imágenes interiores que se han ido formando de esa persona a lo largo del tiempo. Viven en el pasado y se olvidan de actualizarse cada día. Para evitarlo, ayuda, y mucho, abrir la percepción a cada instante nuevo y no dar a la otra persona por supuesta. El otro se ilumina cuando le reconocemos y le descubrimos como nuevo, y de este modo también nosotros nos volvemos nuevos y jóvenes.

¿Cuales son las diferencias entre el buen amor y el mal amor?

El buen amor se reconoce porque somo reales, abiertos y respetuosos y somos más felices. La pareja se nutre entre sí, no se destruye. “Digo sí, a todo lo que eres, te acepto tal y como eres”. Entonces la pareja se siente ligera, profundamente mirada, y tranquila. El mal amor, dice “no me gusta como eres, tienes que cambiar” entonces el corazón se encoge. El buen amor, hace que la pareja sonría, y diga gracias. “Gracias por existir, “gracias por quererme” “gracias por ser como eres”. El mal amor, se complica, entra en juegos psicólogicos, se orienta hacia el sufrimiento. El buen amor, dice “porfavor” acercándose al otro desde el respeto, la vulnerabilidad y la fragilidad. El mal amor, en lugar de respetar, lucha porque las cosas fueran diferentes, se sacrifica en lugar de respetar al otro.El buen amor está basado en el orden, primero la pareja, luego la familia de origen, en el equilibrio entre el dar y el tomar y en la mirada dirigida a la vida, en abrir el corazón. El mal amor, es ciego en lugar de ver e integrar lo que hay, se empecina en que las cosas no son como deberían ser.

El buen amor, es una relación entre adultos que han podido sanar sus relaciones anteriores y curar sus heridas infantiles, el mal amor es una relación entre niños que luchan para satisfacer sus necesidades irreales del otro. En el mal amor, uno más uno, suman menos que dos. Algunas parejas se quedan en pautas que les entristecen y les empobrecen y les quitan vida.

 “En el buen amor uno más uno suman más que dos. Se nutren mutuamente, se enriquecen y se multiplican. Saben expresarse el reconocimiento mútuo” Joan Garriga. 

El buen amor es con los ojos abiertos, es aquel que es capaz de mirar la realidad respetarla y aceptarla. Aceptar y querer al otro con sus imperfecciones. Espero que os sirvan algunas de estas joyas para sanar las relaciones de pareja.
Extracto del libro El buen amor en la pareja. Joan Garriga. Ediciones Destino, redactado por psicoemocionat.

,

NIÑOS Y ADULTOS INDIGO Y CRISTAL

1) Por qué suele hablarse de los Niños Indigo, cuando hay adultos que también lo son?

Los estudios acerca de este fenómeno son recientes, comenzaron a partir de los 80, por las constatación de que existían muchos niños con características similares. Se les denomina índigo porque su aura contiene una gran cantidad de color azul índigo, el color de la intuición y la espiritualidad. Después de la Segunda Guerra Mundial empezaron a nacer índigos, aumentó su número en los años 70 y se hizo un fenómeno más masivo en los años 80.

Los términos “Índigo” y “Cristal” les fueron dados a estas generaciones porque describen de manera muy precisa los colores de sus auras.

2) Cuáles son las características distintivas de un Indigo Adulto?

Es una persona muy sensible, inteligente y creativa, disfruta haciendo cosas, tienen profunda empatía por otros, pero también intolerancia ante la estupidez, puede tener problemas con el enojo y la ira. Se siente diferente a la masa, no encaja, le cuesta adaptarse, es modelo para otros. Se resiste ante la autoridad y el sistema laboral jerárquico, prefiere esfuerzos cooperativos, posiciones de liderazgo o trabajar solo.

Ha tenido experiencias psíquicas, como premoniciones, ver ángeles o fantasmas, experiencias fuera del cuerpo, escuchar voces. Busca el significado de su vida y comprensión del mundo a través de religión o espiritualidad, grupos y libros de autoayuda. Siente un ardiente deseo de hacer algo para cambiar y mejorar el mundo, pero puede tener problemas para identificar su camino. Tiene problemas con los sistemas que considera ineficientes, como por ejemplo: político, educativo, médico y legal. Si encuentra el equilibrio, pueden convertirse en un individuo muy fuerte, sano y feliz.

3) El paso de los años hace que se pierdan algunas de estas características?

En general las características se mantienen toda la vida, sin embargo las condiciones paranormales, se van perdiendo por efectos de una educación muy racional o porque la persona teme ser incomprendida o malinterpretada.

4) Cómo actuar siendo índigo en un mundo que aun no sabe mucho del tema?

Las personas índigo no actúan, son como son y su tarea es aceptarse, valorizarse y encontrar su particular misión en la vida, haciendo uso de todos los talentos que tienen y de su elevado nivel de conciencia, para ser un real aporte a la evolución planetaria.

5) ¿Cómo se pueden potenciar estas características?

Desde pequeños se les debe escuchar, valorar y respetar, nunca forzarlos a hacer cosas que no quieren , se deben negociar las normas,  ponerlos en colegios donde se les permita desarrollar su individualidad,  facilitarles libros de acuerdo a su área de interés, darles alimentos y bebidas naturales.

6) Cómo son en la infancia los Indigo?

Tienen una clara conciencia de sí mismos, son muy perceptivos e intuitivos, traen una sabiduría innata, desarrollan el pensamiento abstracto desde pequeños, son dotados y/o talentosos, soñadores y visionarios. Creativos, aprenden de manera reflexiva y no repetitiva cosas diferentes, pero cuando tienen suficientes conocimientos, los dejan por aburrimiento. No comulgan con el sistema escolar actual, son rebeldes a las normas y estructuras, tiene dificultades con la disciplina y la autoridad, no responden a mecanismos de culpa, quieren buenas razones.

Poseen una gran sensibilidad por la Naturaleza, y mucha conexión de tipo espiritual, se les tiende a diagnosticar como niños con síndrome de déficit atencional con y sin hiperactividad, les desagrada la mentira y la falsedad, tienen un desarrollado sentido de justicia, no hacen lo que no quieren hacer, son hipersensibles visual, auditiva y kinésicamente, se conectan con la otra dimensión, pudiendo ser videntes o perciben una realidad que otros no ven.

7) Los medicamentos qué provocan en este tipo de personas?

Como tienen organismos sensibles, los medicamentos de todo tipo pueden provocar reacciones alérgicas y acentuados efectos secundarios, los psicofármacos como el ritalín, los aturden y atontan, haciendo que  pierdan su maravillosa sensibilidad, sus dones espirituales y su energía guerrera. En cambio responden excelentemente a las terapias energéticas, a los remedios naturales, la homeopatía y les hacen muy bien los alimentos naturales, sin aditivos químicos, colorantes y azúcares. Se benefician del contacto con la naturaleza y prácticas como el yoga, tai chi y les encanta el reiki.

8) Se dice que los Indigos tienen una sensibilidad que les permite percibir cosas que otros no pueden, ¿es efectivo?

Efectivamente al poder conectar con otras dimensiones, pueden ver el aura, soñar o saber cosas que ocurrirán en el futuro, adivinar el pensamiento, tienen amigos imaginarios, ver elementales, ángeles, seres desencarnados, etc.

9) Qué hay de los Cristal, ¿hay adultos que tengan esas características?

Sí los hay, pero aún son pocos ya que este tipo de personas empezaron a nacer más masivamente a partir de los años 90, tienen auras cambiantes con tonos pastel multicolores, de pequeños se les confundía con autistas, porque eligen hablar tardíamente, ya que se comunican en forma más telepática con sus seres queridos.

Los cristal son pacificadores, sanadores, artistas, músicos, compositores, escritores y guías espirituales, están ayudando a recuperar nuestro poder y nuestro espacio para el corazón, a perdonar, a ejercer la tolerancia y la aceptación incondicional. Nos están enseñando a respetarnos a nosotros mismos y a nuestro planeta, a ver la belleza, la maravilla y la alegría de toda la creación.

10) Cómo diferenciar a un Indigo de un Niño Cristal?

Se parecen mucho en sus habilidades, pero son diferentes en su temperamento. Los índigo son más guerreros y su misión es destruir las viejas estructuras que sustentan este mundo,cuando están en desequilibrio, les cuesta controlar la rabia, son más hiperactivos, rebeldes y peleadores.

Los cristal son seres calmos, amorosos y compasivos, que viene a entregar amor a la tierra. En comparacion con el índigo, el niño cristal es más sutil, un pacifista, conciliador, que sabe entender, perdonar, su misión es armonizar y dar amor. Cuando están en desequilibrio se muestran hipersensibles, les afectan mucho los problemas de sus cercanos, son más llorones y tienden a deprimirse.

Fuente: Esther Morales.

,

12 maneras de fomentar la autoestima infantil

Así es que los niños, como los animales, perciben nuestros miedos e inseguridades y las hacen suyas con gran facilidad. Ante este panorama, lo cierto es que debemos de esforzarnos porque esto ocurra en menor medida. Pero, ¿cómo podemos hacerlo?

En primer lugar teniendo en cuenta que somos el mejor ejemplo a seguir para los niños, por lo que debemos fomentar nuestro autocuidado. En segundo lugar con nuestra forma de actuar y de tratarles, así como en los valores que les inculcamos, es decir, en cómo los educamos.

No queremos niños que tengan que ser perfectos porque no queremos cultivar la soberbia; queremos niños que se quieran y confíen en sí mismos y en su potencial. A continuación os damos 12 claves que no fallarán para fomentar la autoestima infantil:

1Es importantísimo tenerlos en cuenta y dedicarles nuestro tiempo de manera exclusiva

Debemos considerar lo que el niño nos solicita y nos reclama. Además, si estamos paseando con ellos no deberíamos de ir mirando nuestro teléfono móvil, pues el niño nos dedicará miradas y momentos que nos perderemos. Por lo tanto, para fomentar la autoestima infantil tenemos que tener en cuenta a los niños, además de dedicarles parte de nuestro tiempo.

2Corrige sus errores pero desde el cariño

Sin gritos y con paciencia, el niño es una esponja que absorberá lo bueno y lo malo. Hazle entender que aprendéis juntos y que el intercambio es mutuo.

3-Fomenta su autonomía dándoles responsabilidades

Déjales tomar pequeñas decisiones en cuanto a sus relaciones o hábitos diarios. Por ejemplo, pueden cocinar contigo o preparase ellos su almuerzo, ayudarte a secar y recoger los platos, poner la mesa, elegir la ropa que se quieren poner…

4-No les compares

Otra clave para fomentar la autoestima infantil es que no les compares, ni con sus hermanos ni con sus amigos. No compares a un niño con nadie, y tampoco lo hagas con adulto. Nadie es mejor ni peor que nadie, todos somos diferentes.

5No le etiquetes como “torpe”, “malo”, “tonto”

Esto no ayuda para nada a crecer con un autoestima saludable. Cuando el niño haga algo mal hay muchas maneras de decírselo: no está bien que pegues a tus hermanos, no tienes que romper los juguetes o tenemos que trabajar bien las mates.

6-Tampoco lo hagas como “listo” “bueno” o “inteligente”

El niño no comprenderá en qué se fundamenta que te refieras a él de esa forma. En su caso, puedes decirle: qué bien has hecho las tareas, qué bien has recogido o me encanta verte pintar. Es decir, juzga sus comportamientos pero no al niño.

7-Establece unos límites claros y sé consistente con ellos

Es decir, si no recoges tus juguetes no iremos al parque; el niño querrá negociar esto pero no valen medias tintas, si le has puesto una condición razonable tienes que hacerla valer, pues de lo contrario no se lo tomará en serio. Firmeza.

8-Valora el esfuerzo, no los resultados

No te centres en si ha sacado un sobresaliente o un aprobado, lo importante es que el niño haya sido constante y se haya esforzado, refuerza esto. Para fomentar la autoestima infantil es muy importante valorar su esfuerzo.

9-No exageres tus halagos y sé concreto

Esto es, dile lo que ha hecho bien y porqué te ha gustado para que el niño sepa lo que te agrada.Has recogido muy bien tus coches de juguete y los peluches es sustancialmente diferente a Eres muy ordenado.

Es importante que comentes con otras personas ante el niño sus logros y su esfuerzo, pues le hará sentir útil e importante.

10-Valida sus emociones

Si el niño llora es probable que se haya hecho daño, dale la importancia que tiene. Evita decirle: ¡No pasa nada! Sí que pasa, algo le hace sentir mal y es importante que le demos la relevancia pertinente.

11-No le sobreprotejas, fomentarás la inseguridad y la dependencia

No hagas guardia y los vigiles a cada rato, pues generarás niños burbujas. Los niños no se rompen y necesitan una dinámica que les genere oportunidades para desarrollarse de forma constante, no para estancarse.

12-Reserva momentos para cada uno de los niños que tengas alrededor

Intenta buscar un espacio individual para cada uno, pues el hecho de ser importantes y protagonistas durante unos minutos o unas horas es muy reforzante para ellos. Haciéndolo les muestras que para ti es clave dedicaros el uno al otro de vez en cuando, importándote cómo se siente y buscando generar novedosos intercambios.

Fuente: La mente es maravillosa.

,

Terapia de Flores de Bach en el trastorno de hiperactividad

La hiperactividad es un trastorno de la conducta de los niños, descrito por primera vez en 1902, por Still. Se trata de niños que desarrollan una intensa actividad motora, que se mueven continuamente, sin que toda esta actividad tenga un propósito. Van de un lado para otro, pudiendo comenzar alguna tarea, pero que abandonan rápidamente para comenzar otra, que a su vez, vuelven a dejar inacabada.

Esta hiperactividad aumenta cuando están en presencia de otras personas, especialmente con las que no mantienen relaciones frecuentes. Por el contrario, disminuye la actividad cuando están solos.

Causas de la hiperactividad infantil

La hiperactividad infantil es bastante frecuente. Se calcula que afecta aproximadamente a un 3 por ciento de los niños menores de siete años y es más común en niños que en niñas (se da en 4 niños por cada niña). En el año 1914, el doctor Tredgold argumentó que las causas se deben a una disfunción cerebral mínima, una encefalitis letárgica en la cual queda afectada el área del comportamiento, de ahí la consecuente hipercinesia compensatoria; explosividad en la actividad voluntaria, impulsividad orgánica e incapacidad de estarse quietos.

Los indicadores de hiperactividad según la edad del niño

De 0 a 2 años. Descargas clónicas durante el sueño, problemas en el ritmo del sueño y durante la comida, períodos cortos de sueño y despertar sobresaltado, resistencia a los cuidados habituales, reactividad elevada a los estímulos auditivos e irritabilidad.

– De 2 a 3 años. Inmadurez en el lenguaje expresivo, actividad motora excesiva, escasa conciencia de peligro y propensión a sufrir numerosos accidentes.

– De 4 a 5 años. Problemas de adaptación social, desobediencia y dificultades en el seguimiento de normas.

– A partir de 6 años. Impulsividad, déficit de atención, fracaso escolar, comportamientos antisociales y problemas de adaptación social.

Síntomas en un niño hiperactivo

Los síntomas pueden ser clasificados según el déficit de atención, hiperactividad e impulsividad:

1. Dificultad para resistir a la distracción.

2. Dificultad para mantener la atención en una tarea larga y dificultad para atender selectivamente.

3. Dificultad para explorar estímulos complejos de una manera ordenada.

4. Actividad motora excesiva o inapropiada.

5. Dificultad para acabar tareas ya empezadas.

6. Dificultad para mantenerse sentados y/o quietos en una silla.

7. Presencia de conductas disruptivas (con carácter destructivo).

8. Incapacidad para inhibir conductas: dicen siempre lo que piensan, no se reprimen.

9. Incapacidad para aplazar las cosas gratificantes: no pueden dejar de hacer las cosas que les gusta en primer lugar y aplazan todo lo que pueden los deberes y obligaciones. Siempre acaban haciendo primero aquello que quieren.

10. Impulsividad cognitiva: precipitación, incluso a nivel de pensamiento. En los juegos es fácil ganarles por este motivo, pues no piensan las cosas dos veces antes de actuar, no prevén, e incluso contestan a las preguntas antes de que se formulen.

La infancia es una etapa sumamente difícil y llena de cambios, tanto para el niño como para los padres. Es importante ubicar los acontecimientos más significativos y relevantes de esta etapa para poder, de alguna manera, ayudar  tanto a los niños como a los padres, a enfrentarlas con mas conciencia y bienestar.

Tipos de tratamientos

El tratamiento psicoterapéutico está destinado a mejorar el ambiente familiar y escolar, favoreciendo una mejor integración del niño a la vez, que se le aplican técnicas de modificación de conducta.

El tratamiento cognitivo se basa en el planteamiento de la realización de tareas, donde el niño aprende a planificar sus actos y mejora su lenguaje interno. A partir de los 7 años, el lenguaje interno asume un papel de autorregulación, que estos niños no tienen tan desarrollado. Para la realización de cualquier tarea se le enseña a valorar primero todas las posibilidades de la misma, a concentrarse y a comprobar los resultados parciales y globales una vez finalizada.

El tratamieto con  flores de Bach ofrece un apoyo natural e inocuo para estas etapas. Es importante recalcar que las flores ayudan a sacar las virtudes que necesiten, ya sea los padres o los niños, pero no van a modificar la esencia de ninguno de ellos.

Los niños responden muy rápidamente al tratamiento floral, al no estar estructurados como los adultos. Es interesante y deseable evitar en los niños la instalación de patrones de conducta que se puedan volver rígidos y transformarse  luego en situaciones conflictivas mas abarcadoras.

Aquellos con síntomas agudos, como miedo a determinada situación circunstancial, celos por el nacimiento de un hermanito, etc. , reaccionan a los remedios florales en no mas de tres días a partir del comienzo de tomar su formula. En estos casos, la misma puede interrumpir después de finalizado el primer frasco si la situación se encuentra superada.

En caso de situaciones crónicas como, por ejemplo, síntomas psicosomáticos, el tratamiento debe ser a mas largo plazo e incluir por lo menos a uno de los padres, para romper el circulo vicioso seguramente creado a partir de los síntomas durante un espacio de tiempo mas prolongado.

Para indicar las flores a niños pequeños hay que dar preferencia a la observación de la conducta. Sea a través de la madre, de una persona que esta con él o del terapeuta. ¿Como juega?, ¿se fastidia cuando no puede armar un juego como lo desea?, ¿pierde el interés con facilidad?, ¿lo tira todo?, ¿llora y busca refugio en alguien?, ¿pide ayuda para lograr lo que se propone?, ¿es paciente, cuidadoso?, ¿es muy sensible?, ¿es posesivo, comparte su juego?, ¿es independiente o muy dependiente?, este tipo de preguntas nos van guiando hacia adonde va el niño, y que formula podemos preparar.

fuente: guiainfantil.com y flowersociety.org

Constelaciones Familiares e Integrativas

LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

 Bert Helinger fue quién creo las Constelaciones Familiares

Es el padre de las Constelaciones Familiares. Estudió filosofía, pedagogía, fue misionero. Su legado ha penetrado, con rigor, en el campo del conocimiento y la terapia desarrollando una nueva filosofía, una nueva manera de comprender las relaciones y todos los aspectos de la vida. Entre ellos, una nueva visión sobre la felicidad, el éxito y el amor.

Su manera de configurar una constelación enfocada directamente hacia la imagen de solución le reconoce como uno de los grandes psicoterapeutas de la actualidad.

La terapia de Hellinger está orientada a equilibrar el sistema familiar y a transformar el amor de cada miembro en fuerza vital.

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Bert Hellinger observó a lo largo de su trabajo con sistemas familiares que ciertas dinámicas se repiten generación tras generación debido identificaciones e implicaciones inconscientes de una generación a la siguiente.

En el trabajo de constelaciones, las dinámicas y circunstancias que generan infortunio a las personas, salen a la luz y aparecen soluciones que hacen fluir el amor para conseguir el bienestar y el alivio de todos los miembros de una familia.

Resultado de una larga labor de investigación, a través de formaciones, monográficos y talleres, hoy día podemos trabajar con un nuevo campo, el Campo de las Constelaciones Integrativas, desarrollado por Jose Antonio Vidal y Marga Angrill. Esta forma de trabajar con las constelaciones nos sitúa en un campo que va más allá de las Constelaciones Familiares aportando nuevos útiles de sanación y de solución.

Bases científicas de las Constelaciones

“Todo afecta a todo en este universo, cuando una cosa cambia todo el sistema cambia. De aquí el gran poder del hombre de cambiar el mundo cambiándose a sí mismo”

Rupert Sheldrake, ha dado un nuevo planteamiento o a la biología tradicional con su teoría de la resonancia mórfica. Ha postulado la existencia de una especie de “conexión telepática” entre organismos. Según Sheldrake, adquiriríamos la forma que reconocemos como humana porque las formas de todos los miembros pasados de nuestra especie «resuenan» en nosotros, como ondas en un estanque, organizando la vía de nuestro crecimiento. A la vez, nosotros incorporamos nuestra forma a la memoria colectiva de la especie, engrosándola e incrementando así su influencia.
– Estas ideas se aplican en el terreno de las constelaciones familiares. En el enfoque de las constelaciones familiares se considera que existe una transmisión de información, conflictos, secretos familiares y comportamientos, que se traspasan de generación en generación que explican muchas situaciones actuales.
Esta transmisión no es genética ni aprendida sino vinculada a una memoria o conciencia colectiva.

Esto ocurre porque toda la información que es importante y significativa para nuestra vida, se encuentra guardada en un campo invisible y se transmite para la evolución de la especie.

¿Qué función cumplen las Constelaciones?

La herencia sistémica nos afecta a todos de la misma forma que lo hace la genética. Obedecemos de forma inconsciente las influencias de los acontecimientos de nuestro sistema familiar.

Con el trabajo en Constelaciones Familiares descubriremos en que consiste esta herencia sistémica, como nos afecta a la personalidad, las relaciones, la profesión y la salud y nos ayudará a mejorar todos estos aspectos en nosotros mismos y a evitar las transferencias sobre nuestros hijos y nuestras relaciones.

Se llama Constelaciones Familiares porque El nombre original traducido literalmente del alemán es “colocación de la familia”. Esto significa que cada miembro de la familia está en relación con otros y juntos conforman un destino común.

Una “constelación” es una agrupación de estrellas que ocupan una posición determinada en el firmamento vinculadas entre sí.

¿Qué hay de cierto en las Constelaciones Familiares?

El entrelazamiento cuántico es un concepto que proviene de la física cuántica desarrollado por el físico Erwin Schrödinger, éste nos dice que cuando dos partículas han interactuado entre sí, después estarán conectadas para siempre y lo que a una de ellas suceda, tendrá un efecto en la otra, aunque se encuentren a miles de kilómetros de distancia entre sí.

Esto explicaría lo que ocurre en una Constelación Integrativa, las partículas que conforman la estructura corporal de una persona reconocen a las de otras personas con las que están vinculadas ya que en algún momento de la historia pudieron estar juntas en un cuerpo, una familia o en un clan. Este reconocimiento es totalmente inconsciente, no llega nunca a la consciencia, aunque si podemos observar los efectos que causa en cada persona.

Cada vez son más los profesionales que se dedican a la ayuda y sienten que es necesario ampliar la mirada que realizan hacia sus clientes y pacientes. Tener un punto de vista que incluya a la persona dentro de su propia red personal relacional en el entorno de su campo sistémico y familiar es muy sanador.

Esta observación se sustenta en la vivencia obtenida en el día a día como profesionales constatando así, que muchas de las patologías tienen su origen en el sistema-familiar o una relación estrecha con el mismo, del que en muchas ocasiones el paciente solo es el portador de un síntoma que pertenece a su red relacional.
Se hace pues necesario disponer de las herramientas objetivas que nos permitan ver la red de vínculos sistémicos de las personas y las implicaciones que generan, implicaciones que resultan ser y esto tal vez sea lo más grave, inconscientes, tanto para el propio individuo como para todos los miembros del sistema. Disponer de los medios para sacar a la luz estás dinámicas, relaciones e implicaciones inconscientes, se convierte en el objetivo de nuestro trabajo como “consteladores”, siendo de ayuda para ver y conocer la situación real del sistema en el que cada paciente vive y cómo es la influencia que éste recibe de su entorno, ya sea ésta tanto a nivel consciente como inconsciente.

¿Cuando hacer Constelaciones Familiares?

  • Cuando necesites más energía para mejorar tu Vida.
  • Para conseguir más confianza y seguridad en ti mismo.
  • Sanar la ansiedad y depresión. Si has utilizado otros métodos o técnicas y no lo has conseguido. Abre un espacio a una nueva mirada.
  • Mejorar tus relaciones sexuales.
  • Si vives con miedo a la muerte.
  • Si tienes adicciones destructivas.

¿Cómo ayudan las Constelaciones?

  • Facilitan que el amor fluya en nuestras relaciones de pareja, familiares, de trabajo y amistad. A nivel sistémico, la relación entre padres y los hijos, está llena de implicaciones inconscientes que tienen sus raíces en el sistema familiar de origen, y que nos afectan en todas las dimensiones de nuestra vida: relación, salud, emociones, educación, conducta, rendimiento escolar, etc…
  • Ayudan a crear prosperidad, abundancia y éxito en la vida. El dinero y el éxito son los indicadores del amor a nuestra familia como consecuencia de nuestro intercambio con el mundo. Si no damos nada, nada recibimos. Del mismo modo, el niño que no es amado por sus padres o sus maestros, no aprende.
  • Recuperar la salud como fuente de felicidad. Cada síntoma nos informa de alguna dificultad emocional. Nuestra salud es un dialogo con nosotros mismos. Los síntomas siempre nos dicen aquello que debemos cambiar o aquellos a lo que debemos prestar atención.
  • Traumas infantiles y traumas psicológicos. Cualquier hecho traumático, por pequeño e insignificante que sea, produce una alteración en nuestro bienestar. En muchas ocasiones los efectos de un hecho traumático no dependen de la intensidad de los mismos sino a la edad que tenemos cuando ocurren. Por ejemplo, una separación de la madre antes de los siete años, tiene efectos serios para nosotros que, sin duda, nos afectarán durante toda la vida posterior en los estudios y las relaciones
  • Solucionar problemas en las relaciones entre padres e hijos. Problemas con hijos adolescentes y problemas con hijos adoptados cuando llegan a la adolescencia.
  • Mejorar las relaciones sexuales. La danza entre la sensualidad y la sexualidad es la danza entre el femenino y el masculino. Es la danza que integra y une los polos opuestos. Esta fusión es la base para la alegría, el placer, la generosidad y la autoestima.

 ¿Cómo son las Constelaciones Familiares Individuales?

Las Constelaciones Individuales se sustentan en la capacidad que todos tenemos de proyectar al exterior nuestro universo interno simbólico que representa tal como vemos el mundo.

Cuando hacemos una constelación individual, no tenemos representantes, observamos estas imágenes internas del cliente proyectadas sobre cartulinas u otros soportes validados por el terapeuta para representar el sistema de la constelación. Cada cartulina representa a una persona o contexto a constelar.

La configuración que crea el cliente a través de las cartulinas representa el punto de partida para revelar el conflicto planteado. A partir de ahí se tiene en cuenta hacia donde miran los objetos, su posición relativa, el porque de la elección de ese el color, la colocación y la distancia… y se configura la imagen global de las relaciones que se dan.

Una vez tenemos la configuración creada podemos observar las dinámicas inconscientes del cliente y ayudar a construir una solución: observar lo que es des de esta nueva mirada global; Expresar un sentimiento no recocido conscientemente; Integrar a algún elemento excluido del sistema; Reconocer o agradecer algo. Gestionar emocionalmente un duelo o despedida.

Las constelaciones Familiares a nivel individual van muy bien para trabajar problemas de pareja. Incluso si sólo viene a la sesión uno de los miembros podemos trabajar “la relación”.

,

Eneagrama

Qué es el Eneagrama

El Eneagrama es una guía de la conducta humana que perfila nueve tipos diferentes de estilos de personalidad o patrones de conducta. Ofrece una hoja de ruta para que cada persona pueda mejorar, crecer y desarrollarse, consiguiendo la satisfacción que produce superar las limitaciones del caracter .

El propósito principal del Eneagrama es revelar el tipo al que pertenecemos cada uno, descubriendo así nuestro mandato interno y entender la motivación de muchas de nuestras actitudes y las de quienes nos rodean. El Eneagrama es una herramienta de mayor autoconocimiento de muchas de nuestras reacciones inconscientes.

El camino del Eneagrama debe ser recorrido personalmente: podemos recibir sugerencias y escuchar a los demás, pero sólo el estudio de las características de cada eneatipo en nuestra personalidad, nos ayudará a reconocer que número somos.

El Eneagrama no pretender ser una jaula que aprisiona encasillándonos en un número, debemos contemplarlo como una oportunidad de conocernos que nos lleve de la inconsciencia a la consciencia y que permita liberarnos de ciertas ataduras.

En que te ayuda el Eneagrama

El propósito es conocerse a sí mismo, y el método de auto-observación, es el mejor camino ara ello. El Eneagrama permite observar el interior de uno, siendo un mapa extraordinariamente bueno para ello, aunque no puede reemplazar el paisaje de lo que es real.

Podemos acercarnos al Eneagrama cuando queramos responder a la pregunta esencial de quiénes somos en realidad, más allá de la genética que heredamos, del nombre que nos pusieron, de las sucesivas identificaciones que vamos adquiriendo a lo largo de los años y de la “máscara” o “persona” en que nos hemos ido convirtiendo.

La psicología de los Eneatipos ayuda a mirarnos hacia dentro para conocer nuestros aspectos más limitadores, nuestros puntos ciegos, nuestras reacciones inconscientes, fijadas en nuestra personalidad sin que nos demos cuenta entorpeciendo el desarrollo de una vida actual plena y armoniosa.

“Cada persona desarrolla un estilo de personalidad para compensar la falta, el vacío ontológico que se sitúa en el corazón del ego.” Oscar Ichazo

Como se interpreta el Eneagrama

Según el área del cerebro que utilicemos como timón de nuestra personalidad, podemos distinguir tres personalidades básicas simbolizadas en los vértices del triángulo central del Eneagrama que contiene los Eneatipos 3, 9 y 6, estas personalidades primarias o básicas crean por combinación con los otros vértices del triángulo el resto de las personalidades del Eneagrama y representan los tres centros de las tres Tríadas.

Tríada del Instinto

Corresponde a personas de carácter visceral, que reaccionan instintivamente desde su cerebro reptiliano. La pasión o impulso básico de reacción de estas personas es la Ira. En el centro de esta Tríada tenemos al Eneatipo 9 y a sus costados los Eneatipos 8 y 1.
Los instintos más básicos de supervivencia se relacionan con el hacer. Estos temperamentos suelen estar focalizadas en el presente, que es donde los instintos nos dicen qué hacer para conseguir la supervivencia.

Las personas que reaccionan fundamentalmente desde su cerebro reptiliano, lo hacen impulsadas por la Ira, entendida como la respuesta visceral natural ante la amenaza que afecta la supervivencia, la defensa territorial o de grupo.

Las nueve pasiones, basadas en otras tantas distorsiones cognitivas, generan nueve tipos de carácter y en el Eneagrama se convierten en nueve formas personales de buscar el núcleo del verdadero Yo y observarlo.

La Tríada del instinto está formada por los tipos ocho, nueve y uno. La pasión básica es la IRA. Intentan usar su voluntad para influir en el mundo. Temen ser dominados o explotados. Se vuelcan a la gestión y se orientan al presente.

 La Tríada del sentimiento

Corresponde a personas de carácter emocional que reaccionan desde el sentimiento, que corresponde al cerebro límbico y cuya pasión o impulso básico es la imagen propia, entendiendo por imagen la construcción emocional que hacemos de nuestra personalidad, con el fin de sentirnos dignos de ser amados. En el centro de esta Tríada tenemos al Eneatipo 3 y a sus costados los Eneatipos 2 y 4. Estas personalidades están impulsadas por el sentir emotivo, y suelen vivir más en el pasado que en el ahora, que es donde evalúan el resultado de sus esfuerzos por ser amados.

Los Eneatipos que pertenecen a la Tríada de las emociones basan sus acciones y ideologías en sus sentimientos, dando mucha importancia a las relaciones y buscan sentirse amados.
La Tríada del sentimiento está formada por los tipos dos, tres y cuatro. Su pasión básica es la VERGÜENZA, como sentimiento de falta de valía y autoestima.

Tríada del Pensamiento

Corresponde a personas de carácter intelectual que reaccionan desde el pensamiento, que corresponde al cerebro neocórtex y cuya pasión o impulso básico es el miedo, entendido por miedo como el temor a no contar con los recursos necesarios para enfrentar la existencia. En el centro de esta Tríada tenemos al Eneatipo 6 y a sus costados los Eneatipos 5 y 7.

Estas personalidades están impulsadas por el pensar y suelen estar más en el futuro que en el presente, anticipando nuevos y posibles escenarios.
La Tríada del pensamiento está formada por los tipos cinco, seis y siete. Su pasión básica es el MIEDO, como sentimiento de falta de valía.

Eneatipos de personalidad

  1. El iracundo, que algunos autores prefieren llamar “perfeccionista”, “reformador”, o “emprendedor“, según el énfasis puesto en uno u otro aspecto de la personalidad, mientras que otros se limitan a llamarle “patrón uno” de comportamiento, parte de un cierto nivel de resentimiento, pero no acostumbra a ser una persona violenta, aunque perfeccionista y obsesiva, apegada a las reglas y a cómo debería ser el mundo. La inflexibilidad es uno de sus rasgos. Su ira contenida hace que, paradójicamente, suela mostrarse como persona educada y, a veces, flemática.
  1. El orgulloso, “ayudador”, “altruista”, “colaborador”, “auxiliador”, o “patrón dos”, no es el tipo de personas que conocemos como orgullosas, sino altamente emocional, seductor e inmerso en un mundo de falsa abundancia que se manifiesta en un exceso de dadivosidad y adulación, tal vez de excesivo amor superficial, a la espera de reciprocidad, casi nunca pedida. Suele querer ser centro de atención, por lo que, a veces, resulta algo histriónico.
  1. El vanidoso, “motivador”, “ejecutor”, “luchador”, “triunfador”, “mantenedor del status”, “productor”, “ejecutante” o “patrón tres”, no tiene por qué ser una persona atildada, sino fundamentalmente pendiente de la mirada ajena para recibir aprobación y conformar de este modo una identidad. Suele adaptarse como el camaleón, siempre sensible al cambio del viento y a los colores del entorno. Su meta podría ser estar de moda o triunfar en cualquier medio social.
  1. El envidioso, “artista”, “romántico”, “individualista”, o “patrón cuatro”, basado en la melancolía y en la insatisfacción permanente, sufre para evitar la recriminación, la competencia y la responsabilidad. Suele encontrarse a gusto en el papel de víctima. Por su extremada sensibilidad es capaz de captar el sufrimiento ajeno, solidarizarse incluso con él y, por ello considerarse a veces superior en su fuero interno, pues sabe que los demás no pueden alcanzar tan fácilmente su profundidad de sentimientos.
  1. El avaro, “pensador”, “observador”, “investigador” o “patrón cinco”, parte de un falso desapego, que limita la expresión de sus emociones al mínimo, así como sus relaciones sociales. Suele ser indiferente a la crítica y a las alabanzas ajenas, ya que le cuesta tanto dar como recibir. Su aspecto exterior es distante y frío. En el fondo busca el conocimiento a través de la observación y el análisis, pues se encuentra más a gusto en el mundo mental que en el universo de los sentimientos o en el plano de la acción.
  1. El miedoso, “leal”, “abogado del diablo”, “soldado”, “héroe”, “escéptico”, “solucionador” o “patrón seis”, le gusta controlar su entorno, anticipar todos los problemas, tener las soluciones de antemano, para no verse sorprendido. Basado en una cierta cobardía y desconfianza ante el mundo, algunas veces se convierte en un “valiente compulsivo” que huye hacia delante como actitud contra fóbica frente a lo que teme. Inseguro y desconfiado puede convertirse en un racionalista que duda de su propia duda. Suele poseer un fino olfato para detectar la falsedad, el engaño y la mentira.
  1. El goloso, “generalista”, “epicúreo”, “optimista”, “visionario”, “aventurero” o “patrón siete”, que tiene como base la planificación y la auto indulgencia, no lo es principalmente de comida, sino de experiencias, de amistades y de conocimientos. Huye fundamentalmente del dolor, por lo que suele intentar ser positivo y tener solución para todo. Optimista por naturaleza suele encontrar el lado ventajoso de cualquier situación, perdiéndose así la riqueza del lado oscuro de la luna.
  1. El lujurioso, “jefe”, “desafiador”, “protector”, “cabecilla”, “asertivo” o “patrón ocho”, basado en la venganza y el castigo, parece el más antisocial de todos los caracteres; suele definirse por su impetuosidad arrogante y su ausencia aparente de sentimiento de culpa. Para él, la vida no tiene sentido sin intensidad. Se encuentra mejor en la acción que en la reflexión y puede llegar a ser un excelente líder al que los que le rodean seguirán por su arrojo.
  1. El indolente o perezoso, “pacificador”, “mediador”, “amante” o “patrón nueve”, no es forzosamente una persona inactiva, sino que antepone las necesidades de los demás a las propias, ya que se ha acostumbrado a “olvidarse de sí” en una especie de insensibilización a su propio dolor. Sobre adaptado y complaciente, se le reconoce por su servicialidad compulsiva. Son excelente mediadores, pues soportan con dificultad el conflicto y la confrontación.

Que Eneatipo soy

No existe un Eneatipo mejor que otro, todos tienen bonitas cualidades que contribuyen a la sociedad, es por eso, que el crecer como personas no nos aleja de nuestro Eneatipo, sino que nos lleva a vivirlo en armonía y plenitud en su variante sana, disfrutando plenamente nuestra personalidad.

Reconocernos en un número no debe ser en caso alguno la meta de este viaje a nuestro interior. Todos los números habitan dentro de nosotros esperando que se den las condiciones propicias para manifestarse. Podemos entender el Eneagrama como un trayecto, en la cual vamos creciendo como personas al incorporar a nuestra personalidad aspectos que solemos negar y rechazar, cuando insistimos en definirnos como seres estáticos.

Cada eneatipo nos aporta algo y cada uno tiene una enseñanza para regalarnos, privarnos de una de ellas, negándola o enjuiciando, sólo nos privará de engrandecer nuestra personalidad.

En el camino de reconocernos es interesante ir integrando aquellos rasgos que hemos estado negando por mucho tiempo.

Al preguntarte, que numero soy en el Eneagrama, a menudo se nos suele armar una tremenda confusión al escoger entre las descripciones y hacer los test.

Al contestar los cuestionarios solemos responder según la imagen idealizada que tenemos sobre cómo deberíamos ser, por eso, que más que compartir y ver cómo actúa un determinado número, es recomendable observar cuáles son las motivaciones que lo llevan a actuar de tal o cual manera. Obsérvate durante un tiempo y abre los cinco sentidos para percibir como actúas en las situaciones de estrés.

Consejos útiles a la hora de intentar identificar tu Eneatipo

Para identificarnos con un Eneatipo se recomienda, primeramente, el consejo de alguien experimentado es esta herramienta ya que cada uno de nosotros puede sentirse representado con muchos aspectos de todos los Eneatipos y que esas facetas pueden manifestarse en distintas etapas y circunstancias de la vida.

Frases para cada Eneatipo

El Uno: debo hacer lo correcto

El Dos: debo ayudar al prójimo

El Tres: debo tener éxito

El Cuatro: debo ser especial.

El Cinco: debo aprender mucho.

El Seis: debo cumplir con mi deber

El Siete: debo ser feliz

El Ocho: debo ser fuerte

El Nueve: debo vivir en armonía

Que significan las flechas del Eneagrama

ENEAGRAMA 3Si echamos un vistazo la figura del Eneagrama podemos ver que cada número está conectado a otros dos mediante un par de líneas que cruzan el círculo, estas son las líneas llamadas de integración y desintegración.

El número 1 se integra al 7 y se desintegra al 4.

El número 2 se integra al 4 y se desintegra al 8.

El número 3 se integra al 6 y se desintegra al 9.

El número 4 se integra al 1 y se desintegra al 2.

El número 5 se integra al 8 y se desintegra al 7.

El número 6 se integra al 9 y se desintegra al 3.

El número 7 se integra al 5 y se desintegra al 1.

El número 8 se integra al 2 y se desintegra al 5.

El número 9 se integra al 3 y se desintegra al 6.

Eneatipos y subtipos

Un subtipo podría traducirse como

“Aquello que es lo más importante para mí en la vida”

Dentro del centro instintivo, el Eneagrama distingue tres instintos o impulsos primarios: el Sexual, el Social y el instinto de Auto-conservación
El subtipo implica sobre-desarrollar un área de la vida, mientras que, al mismo tiempo, existe otra área eclipsada y subdesarrollada. Constantemente nuestra atención y energía se enfoca de manera inconsciente hacia el “área problema”, es decir hacia el subtipo dominante.

Subtipo de Auto-conservación: “Yo”

Deseo de sentirse seguro. Se refiere a cómo cuidamos de nosotros mismos. Personas continuamente preocupadas, así sea de forma sutil, con lo esencial para vivir: Alimento, salud, refugio, seguridad y comodidad física, hogar, dinero y estabilidad. Ponen la atención en buscar las condiciones óptimas para sentirse bien, se preocupan por su propio bienestar.

Subtipo Sexual o Intimo: “Tú y Yo”

Deseo de intimidad o de sexualidad. Relaciones estrechas uno-a-uno. Enfocados en si son deseables y atractivos para los demás. Coexiste una búsqueda personal de situaciones emocionalmente intensas. Les atrae el contacto íntimo, tanto una conversación profunda con una persona fascinante como en una relación sexual. Buscan constantemente una pareja -su media naranja- y si la tienen desean estar con ella. Buscan la solución a sus problemas en “algo” externo que los complete y llene. Pueden llegar a obsesionarse con ese “algo” y descuidar otras necesidades

Subtipo Social: “Todos Nosotros”

Deseo de interactuar con otros. Actividad Comunitaria. Existe un gran interés por caer bien a los demás y por pertenecer a un grupo de referencia o apoyo. Les preocupa ser aceptados y obtener una posición de privilegio o de reconocimiento dentro de su grupo, familia o trabajo. Les gusta la diversión general.

Eneatipos Famosos (películas)

Otra forma de conocer la psicología de los Eneatipos

Eneatipo 1: “Los Miserables”, el inspector

Eneatipo 2: “Mujeres desesperadas”, varias de las protagonistas

Eneatipo 3: “Zoolander”, Derek

Eneatipo 4: “Entre Tinieblas”, Yolanda, la protagonista

Eneatipo 5: “El perfume”, Jean-Baptiste Grenouille

Eneatipo 6: “Rambo”, Silvester Stallone

Eneatipo 7: “La vida es bella”, Roberto Benigni

Eneatipo 8: “Beethoven” Charles Grodin

Eneatipo 9: “El diario de Bridget Jones” Renée Zellweger

Quien inventó el Eneagrama

Lo que conocemos del Eneagrama actualmente tuvo su inicio con George Gurdjieff, Rusia 1877. El Cuarto Camino. Conocimiento del maestro subsistido hasta nuestros días. El Eneagrama ingresó en la cultura occidental a través de las Escuelas de Gurdjieff, quien trabajó con sufíes y otros seminarios tradicionales de conocimiento esotérico en oriente.

Se atribuye el conocimiento del Eneagrama sufí en círculos académicos, a Oscar Ichazo primero en Chile, de donde es originario y luego en EEUU. Ichazo se educó en Bolivia y Perú y fue introducido en la tradición sufí del Eneagrama por un hombre cuyo nombre él prefirió no revelar. Algunos años después Ichazo cautivó la atención de algunos miembros de Esalen (California), entre los que se encontraban Claudio Naranjo, psiquiatra chileno y creador del Instituto SAT (Seekers After Truth – Buscadores de la Verdad-), O`Leary, Helen Palmer y otros prestigiosos especialistas que actualmente enseñan este conocimiento.

Se trata de un diagrama, de una estrella de nueve puntas (Eneas = Nueve) que puede ser utilizado para trazar el proceso de cualquier acontecimiento, desde su principio y a través de todas las etapas de progreso de dicho evento en el mundo material, pero aquí nuestra orientación es psicológica y está aplicada al estudio del carácter humano.

Que es un Eneagrama y para que sirve

El trabajo con el Eneagrama se inicia con la visión del ser humano comprendido como una unidad esencial, esta unidad es representada por el círculo exterior que envuelve la estrella. Esta totalidad se muestra a través de tres aspectos que nos llegan por vía genética y se acaban de conformar con las relaciones familiares y socioculturales de los diversos ambientes en los que vivimos.
Estos centros, de los que parten todas nuestras vivencias son los llamados Instintivo, Emocional y Cognitivo.

Cada una de estas zonas, gobierna ciertas respuestas de nuestra personalidad que se pueden clasificar como reacciones “instintivas”, “emocionales” o “intelectuales. Cada uno de estos centros posibilita experiencias muy diferentes y a la vez complementarias.

ENEAGRAMA Los seres humanos poseemos este cerebro trino y tenemos reacciones instintivas, emocionales e intelectuales, pero parece que, al configurar nuestra personalidad, hay una de sus partes que usamos preferentemente y esa sería la que rige nuestras reacciones más automáticas; obviamente funcionamos en base a las tres partes del cerebro, pero uno de estos comportamientos gobernaría o se adelantaría en reacción a los otros.
De esta forma, hay personas que reaccionan desde las vísceras, (reacciones instintivas); otras desde el corazón, (reacciones emocionales); y otras desde la cabeza, (reacciones intelectuales).

Centro Instintivo

Ubicado en la zona del bajo vientre, es la zona del instinto, de la supervivencia que hemos heredado de nuestros ancestros los reptiles. También tenemos una parte de nuestro cerebro, llamada justamente “cerebro reptiliano” que es la más primaria.
Aquí encontramos también los órganos sexuales para la reproducción y todo lo sensual y sexual se deriva de este centro, aquí las necesidades están orientadas a la vida y a la supervivencia de la especie.
En este cerebro se desarrolla el sentido de la delimitación territorial y la programación rutinaria básica de supervivencia, como son conseguir alimento y refugio.

Estas características suponen que es aquí donde se desarrolla el origen de los comportamientos obsesivos y rutinarios, el carácter conservador y poco afín a los cambios.

Centro Emocional

Las emociones son nuestro lenguaje relacional. Nuestro sistema límbico controla las respuestas emocionales asociadas a nuestro quehacer.

Con la aparición de los mamíferos sobre el planeta, hubo un crecimiento explosivo de algunas regiones del cerebro reptiliano que posibilitaron la formación del segundo cerebro, el límbico, y con él la posibilidad de sentir y expresar emociones.
Las emociones las solemos ubicar en la zona de nuestro corazón físico. Esta parte del cerebro modula funciones específicas, que le permiten al animal distinguir entre lo agradable y lo desagradable

Centro Cognitivo

En el neocórtex residen funciones más complejas, como el razonamiento lógico y la imaginación. El cerebro superior o racional corresponde al cerebro de los mamíferos superiores, incluyendo a los primates y a los humanos. Representa la tercera etapa evolutiva del cerebro. Su red de células neuronales, altamente compleja, es capaz de producir el lenguaje simbólico, la capacidad de investigar e inventar y el pensamiento abstracto.

El cerebro humano está constituido por los tres cerebros ya descritos, y nuestro quehacer y reaccionar está influenciado por todos ellos, pero pareciera que, para manifestarnos en nuestra experiencia de ser, nuestra psique escoge uno de ellos como impulsor de nuestra personalidad. Así, existen personas que funcionan motivadas por el cerebro reptiliano, es decir, desde su centro instintivo; otras por el cerebro límbico, es decir, desde su centro emocional, y un tercer grupo por el neocórtex cerebral, es decir, desde su centro intelectual.

Mandalas

Origen de los Mandalas

El término Mandala tiene su origen en el sánscrito el cual significa círculo sagrado, de gran contenido espiritual en las culturas hinduistas y budista. En las culturas antiguas se puede observar que los Mandalas significado oculto están presentes. Mayormente en los aborígenes de América en las cultura Azteca e Inca, se observan en sus templos y pirámides; también se encuentran en la vida cotidiana en pinturas como el calendario Azteca, el cual se expresa con un circulo representando el cosmo, en el cristianismo se puede observar en las iglesias  en los vitrales y sus colores. Esto nos indica, la importancia que han tenido los Mandalas a lo espiritual a través de la historia.

¿Qué son los Mandalas?

Los Mandala son dibujos en forma circular que le permite relacionar la parte del subconsciente con la parte consiente. El circulo representa la perfección entre el centro y los puntos equidistantes de su perímetro, pueden tener otras formas geométricas inscritas pero siempre guardando una relación entre la psiquis y la conducta del individuo.

Significado de los mandalas

Los mandalas tienen cada uno un significado diferente, cada persona puede interpretarlo de acuerdo a los símbolos y colores que este contenga. Hay Mandalas que sirven para la meditación y ayudan a conectar la parte espiritual de tu centro transformando el entorno.

  • El círculo: Representa la seguridad, el orden y el yo interior.
  • El cuadrado: Este representa la estabilidad o equilibrio.
  • El triangulo: Representa la transformación, cambios en la parte espiritual.
  • El corazón: Simboliza felicidad, amor, sentimientos puros.
  • La mariposa: Expresa la transformación, la crisálida se convierte en mariposa, fin de un ciclo comienzo de una nueva vida.
  • La estrella: Expresa también la espiritualidad
  • La cruz: Esta integra los cuatro puntos de la imagen para señalizar los cuatro puntos cardinales.
  • La espiral: Simboliza la presencia de energías positivas.

Colores de los Mandalas

Rojo: El color rojo representa en los mandalas la fuerza, el amor, la ira y el odio.

Naranja: Este color da señal a la presencia de optimismo, a su vez, muestra la confianza y la ambición.

Amarillo: Demuestran alegría. Un mandala con amarillo nos habla de crecimiento, una luz que penetra en la fantasía acrecentando la sabiduría.

Verde: Este se encuentra en los Mandalas representando el equilibrio, dándonos sensación de bienestar, curación, expansión del amor.

Azul: Da referencia a la calma, trae la paz, la serenidad, es una ayuda para la evolución, representa universalidad.

Índigo: Sirve de puente para comunicación con el interior del individuo, representa la inteligencia cósmica proyectando la energía vital.

Violeta: Da lugar al misticismo, la magia y la inspiración, colabora a no ser absolutista, está lleno de espiritualidad.

Rosa: Representa la amistad, nos brinda la paz interior liberando los resentimientos y  las culpas.

Mandalas significado oculto que cada persona debe encontrar a través su realización y la meditación.

Utilidad de los Mandalas

El dibujar Mandala nos permite momentos de relajación y descanso total aunque exige concentración, no es necesario un mayor esfuerzo cerebral, éste enfoque de energía te desconecta de tu entorno logrando así un descanso placentero. Las figuras representadas en los Mandalas muestran una idea de perfección lo cual te lleva a un acercamiento a la divinidad espiritual.

Los colores en las figuras estimulan un desarrollo en los niños en la parte cognoscitiva, activando el hemisferio derecho del cerebro. El pintar Mandalas se puede considerar como un mecanismo de defensa contra el estrés y la agresividad que puedas encontrar en tu entorno, esto demuestra la teoría del Psiquiatra Carr Jung el cual fue un estudioso de los efectos sanadores que proporcionan las formas circulares en nuestro espíritu.

AUTOR: Antonio, redactor de la gran familia de hermandad blanca.

,

La manera perdida de orar de los esenios

El descubrimiento del Gran Código Isaiah en las cuevas del Mar Muerto en 1946 ha revelado claves sobre nuestro papel en la creación que estuvieron perdidas en las ediciones del siglo 4 a.C. Entre estas claves se encuentran las instrucciones de un modelo “perdido” de orar que la ciencia cuántica moderna sugiere que tiene el poder de sanar nuestros cuerpos, traer paz duradera a nuestro mundo y, quizá, prevenir las grandes tragedias que podría enfrentar la humanidad. Cada vez que empleamos esta tecnología interna para orar, experimentamos “El Efecto Isaiah”.

En las palabras de su tiempo, las tradiciones antiguas, como las de los Escenios, nos recuerdan que cada oración ya ha sido contestada. Cualquier resultado que podamos imaginar, y cada posibilidad que seamos capaces de concebir, es un aspecto de la creación que ya ha sido creado y existe en el presente como un estado “dormido” de posibilidad. Son estas mismas probabilidades de resultados las que proveen las bases del nuevo modelo de Cadena y de la Teoría-N, y muy posiblemente, son responsables de las varias dimensiones de lo que ahora creemos nuestra creación. Desde esta perspectiva, nuestro uso y aplicación de la oración basada en los sentimientos deja de ser menos acerca de “crear” este o el otro resultado y se convierte más en “acceder” al resultado deseado que ya está creado. Mientras las antiguas y las modernas tradiciones parecen estar de acuerdo en la existencia de muchas posibilidades, los cuestionamientos han sido siempre sobre ¿cómo despertamos un resultado específico y lo hacemos real en nuestras vidas actuales? ¿Cómo podemos llamar a la posibilidad de paz en nuestro mundo, por ejemplo, o salud en nuestros cuerpos, posibilidades que ya existen, cuando los eventos de nuestro mundo parecen mostrarnos condiciones de violencia y desastre? La respuesta a esta pregunta, y la clave del Efecto Isaiah, está fundada en develar el misterio de la oración basada en el sentimiento.

Los antiguos Escenios nos recuerdan que hay una poderosa relación entre lo que pasa en nuestro mundo interior de sentimientos y las condiciones del mundo que nos rodea. Quizá increíblemente sencilla, esta relación establece que la condición de nuestra salud, nuestras sociedades, e incluso los patrones del clima, son espejos de la manera en que lidiamos con la vida interiormente. Experimentos recientes en la ciencia de las energías sutiles y la física cuántica ahora arrojan credibilidad precisamente a esas tradiciones.

A través de un lenguaje que apenas estamos comenzando a entender, Isaiah nos muestra cómo acceder a las posibilidades ya creadas de salud, paz y cooperación y traerlas a la realidad de nuestras vidas. Ya que nuestro mundo exterior de acción refleja nuestro mundo interior de sentimientos, sugiere Isaiah, lo hacemos sintiendo como si nuestras plegarias ya hubiesen sido respondidas. Es precisamente el poder de este sentimiento el que trae a la vida a nuestras oraciones. Nuevas investigaciones sugieren que cuando sentimos gratitud respecto al cumplimiento de nuestras oraciones, nuestros sentimiento producen las mismas condiciones, los campos de efecto, que atraen nuevas posibilidades en las condiciones de nuestras vidas.

Comprender que los resultados empatan con los sentimientos puede ayudarnos a entender lo que ocurre cuando parece que nuestras oraciones no son respondidas. Cuando oramos por salud en nuestras relaciones, por ejemplo, mientras experimentamos enojo, celos o furia en nuestras relaciones, ¿por qué nos sorprende ver esas mismas cualidades reflejadas como enfermedad en nuestros cuerpos, nuestras familias, escuelas, lugares de trabajo y en las condiciones sociales alrededor de nosotros? La ciencia ha demostrado que cada sentimiento que experimentamos, crea una química única en nuestros cuerpos (la química del amor y del odio se discute en los libros The Isaiah Effect y Walking Between the Worlds). Las buenas noticias son que los mismos principios resultan ciertos para los sentimientos de afirmación de la vida. Conforme respondemos a los retos de la vida a través de compasión, entendimiento, amorosa tolerancia y paz, podemos esperar experimentar estas condiciones en nuestros cuerpos, y ver el efecto extendido al mundo que nos rodea.

Albert Einstein dijo una vez que no podemos resolver un problema con el mismo pensamiento que creó el problema. El poder de la indenominada oración basada en el sentimiento, representa una oportunidad para dirigir los grandes retos de nuestro tiempo conforme a un nuevo paradigma de entendimiento consciente y sentimientos que reflejen aquello que deseemos experimentar.

En lugar de imponer nuestras creencias respecto a una situación específica, nuestro perdido modo de orar nos recuerda que nada necesita ser “creado”, ya que cualquier resultado que podamos imaginar para dicha situación ya está presente. Podremos servir mejor sintiendo primero el resultado de cada condición que elijamos experimentar en nuestro mundo, tal como la paz y la cooperación entre gobiernos y naciones, o la prosperidad que sólo puede venir con la igualdad de trato para toda la gente y para todas las razas y el honrar a toda forma de vida. Es la apreciación y gratitud que sentimos en presencia de tales condiciones lo que crea los efectos cuánticos permitiendo que la creación empate con nuestros sentimientos.

Comparando los Modos de Orar a través del ejemplo de la Paz Global

(OL) = Oración basada en la lógica: solicitando intervención

(OS) = Oración basada en los sentimientos: sabiendo que nuestra oración ya ha sido contestada

  1. (OL) Nos enfocamos en nuestras condiciones presentes donde no creemos que la paz exista.
  2. (OS) Presenciamos todos los eventos, aquellos de paz y aquellos que vemos como ausencia de paz, como posibilidades sin juicios de correcto e incorrecto, malo o bueno.
  3. (OL) Podemos sentirnos desamparados, impotentes o enojados ante los eventos y condiciones que presenciamos.
  4. (OS) Liberamos nuestro juicio sobre las situaciones Bendiciendo las condiciones que nos han causado sufrimiento. La Bendición no condena ni consciente el evento o condición. En cambio, reconoce que el evento es parte de la única fuente de todo lo que es (Por favor vea el libro Walking Between the Worlds: The Science of Compassion, para más detalles).
  5. (OL) Empleamos nuestras plegarias de petición invitando a la divina intervención de un poder superior para que traiga paz sobre los individuos, condiciones y lugares donde creemos que la paz está ausente.
  6. (OS) Experimentando los sentimientos de que nuestra oración ya ha sido contestada, demostramos el antiguo principio cuántico que establece que las cndiciones de paz en nuestros cuerpos se ven reflejadas fuera de nuestros cuerpos.
  7. (OL) A través de nuestra petición, inadvertidamente afirmamos las mismas condiciones que menos deseamos. Cuando decimos “Por favor que haya paz”, por ejemplo, estamos declarando que la paz no está presente en la situación actual. Haciendo eso, en verdad estamos dándole combustible a la condición que escogimos cambiar.
  8. (OS) Reconocemos el poder de nuestra oración y sabemos (sentimos) que el foco de nuestra oración ya se ha convertido en pasado.
  9. (OL) Continuamos solicitando la intervención hasta que vemos que el cambio ha sucedido en nuestro mundo o desistimos y abandonamos el camino de la oración.
  10. (OS) Nuestra oración ahora consiste de: a) reconocimiento de que la paz ya está presente en nuestro mundo viviendo conforme al conocimiento de que tales cambios han ocurrido; b) reforzando nuestra oración dando gracias por la oportunidad de escoger la paz en vez del sufrimiento.

Fuente original: Página web de Gregg Braden